Leído

IMPEACHMENT

Ex enviado de Trump en Ucrania revela nuevos mensajes que lo complican

Vie, 04/10/2019 - 3:33pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Los republicanos insisten en que en su testimonio ante los investigadores del Congreso, el ex enviado especial de USA en Ucrania, Kurt Volker, negó que Trump hubiese buscado un "quid pro quo" (favor por favor) con el presidente de Ucrania. Sin embargo, entregó 60 páginas de mensajes de texto entre oficiales del departamento de Estado, asesores del Zelensky y el abogado personal de Trump, que sugieren lo contrario.

Kurt Volker, exenviado especial de USA en Ucrania (Foto: Erin Schaff/The New York Times)
Contenido

El presidente estadounidense Donald Trump -sospechado de haber presionado a su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, para que investigue al hijo de su potencial rival demócrata en las elecciones de 2020, Hunter Biden-, ha negado en reiteradas ocasiones haber incurrido en algún tipo de "quid pro quo" (un favor por otro favor). 

Es decir, el mandatario niega haber presionado a Zelensky, aunque la transcripción de la llamada entre ambos que ha sido publicada lo muestra claramente pidiendo que se impulse la investigación al hijo de Joe Biden

La pregunta es: ¿Condicionó a la apertura de esa investigación el envío de fondos para ayuda militar a Ucrania? ¿O algún otro tipo de favor? 

Una nueva serie de mensajes de texto publicados el jueves 3/7  por quienes están a cargo de la investigación de impeachment a Trump dentro de la Cámara de Representantes de USA, parecería indicar que sí. 

En los mensajes, provistos por el exenviado especial de USA en Ucrania, Kurt Volker, quien estuvo testificando ante los investigadores durante casi 10 horas el jueves, oficiales del departamento de Estado discuten los esfuerzos para presionar al presidente de Ucrania, explica el portal Vox. 

En ellos, se lee que los diplomáticos trabajaron con el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, para conseguir que Ucrania se comprometiera a investigar a la compañía de gas Burisma, en la que había trabajado Hunter Biden, así como el rol de Ucrania en la elección de 2016. 

Volker entregó 60 páginas de mensajes y otros documentos que muestran que algunos oficiales del departamento de Estado estaban enfurecidos por el intento de la administración de Trump de condicionar la ayuda a Ucrania a los esfuerzos de ese país en colaborar con su reelección, escribió John Bresnahan del portal Politico. 

Los mensajes, apunta el Washington Post, no nombran directamente a Biden. Sin embargo, los demócratas del Congreso que están a cargo de la investigación de impeachment los consideran evidencia clara de que Trump condicionaba las relaciones con Ucrania al lanzamiento de las correspondientes investigaciones. Así lo expresaron en un comunicado el jueves por la noche. 

"Supe de la Casa Blanca -asumiendo que el presidente Z pueda convencer a Trump de que investigará / 'llegará al fondo de lo que sucedió' en 2016, concretaremos la fecha para una visita a Washington", escribió Kurt Volker, al principal asistente de Zelensky, Andrey Yermak, el 25/7, justo antes de que Trump hablara por teléfono con el mandatario ucraniano. 

Sin embargo, 2 semanas después de la llamada, el presidente aún no había acordado encontrarse con Zelensky, y los oficiales de la administración buscaron convencer a los ucranianos de que Trump necesitaría una promesa pública antes de conceder el encuentro, según los mensajes de texto. 

"Creo que POTUS realmente quiere lo entregable", escribió Gordon Sondland, embajador estadounidense en la Unión Europea, a Volker el 9/8, marcando que Zelensky podría dar una conferencia de prensa anunciando su intención de investigar. "Para evitar malos entendidos, sería de ayuda pedirle a Andrey un borrador de comunicado (embargado), para que veamos exactamente qué cubriría la propuesta.

Según los mensajes, para el otro día los ucranianos habían acordado anunciar sus planes de llevar a cabo las investigaciones así como la fecha para un encuentro entre ambos mandatarios. "Una vez que tengamos una fecha, llamaremos a una conferencia de prensa anunciando la próxima visita y delineando la visión del reinicio de las relaciones entre USA y Ucrania, incluyendo entre otras cosas investigaciones sobre Burisma e interferencia electoral", texteó Yermak a Volker el 10/8. 

Pero Trump nunca se comprometió a una reunión. Y USA se resistió a darle una audiencia a Zelensky. El intercambio de mensajes de oficiales de la administración sugiere que el mandatario estadounidense siguió escalando la lista de demandas. 

En otro mensaje, un diplomático estadounidense expresa su descontento de que USA pudiera estar reteniendo ayuda a Ucrania esperando a cambio lo que Trump y Giuliani querían. "Creo que es una locura retener asistencia de seguridad a cambio de ayuda en una campaña política", dijo Bill Taylor, encargado de negocios en la embajada estadounidense en Ucrania, el 9/9. 

Sin embargo, Sondland le negó que esto fuera así. "Bill, creo que estás equivocado sobre las intenciones del presdiente", dice, aclarando que no se trata de una situación de "quid pro quo", sino que Trump quiere ver si Zelensky lleva a cabo las reformas y transparencia prometidas en campaña. 

Del testimonio de 10 horas de Volker, sin embargo, lo que los republicanos intentaron remarcar es que, pese a los documentos provistos, él aseguró que Trump nunca buscó un "quid pro quo" con Zelensky.