Leído

AUTOBIOGRAFÍA DE UNA REBELDE DE HOLLYWOOD

Drogas, alcohol y sexo, cóctel infalible que bebe Demi Moore

Lun, 07/10/2019 - 2:36pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La actriz dio varias entrevistas para promocionar su nuevo libro "Inside Out", que ya está a la venta, y reveló muchos pasajes de su juventud que la marcaron en su adultez.

Contenido

Demi Moore supo ser la actriz mejor pagada de Hollywood en los años '90 y en su autobiografía contó con lujo de detalles los sufrimientos que atravesó en su infancia, que ,de alguna manera, fueron la semilla de los problemas que tuvo de adulta. 

Una figura destacada de su autobiografía es su madre, Virginia King, a quien le dedica varios párrafos, entre los que describe los arrestos de la mujer por manejar borracha y los intentos de suicidio. A sus 12 años, Moore salvó a su propia madre de morir, según explicó en una entrevista con Harper's Bazaar: "Recuerdo usar mis dedos, mis pequeños dedos de nena, para sacarle de la boca las pastillas que mi madre estaba intentando tomarse. Hubo muchas veces. Mi infancia ya había terminado entonces, porque hay un momento en que cambia la vida". 

Con respecto a su padre, Demi nunca lo conoció, y su padrastro era alcohólico y mantenía una relación "tóxica" con su madre ya que se peleaban constantemente. Finalmente, el hombre se suicidó. 

En su humilde adolescencia en Pittsburgh, Moore pasó por un traumático suceso a sus 15 años: un hombre la violó luego de haberle pagado a su madre 500 dólares. "Llego a casa una noche y me encuentro a un hombre mayor al que conocía con las llaves del apartamento. Fue una violación, y una traición devastadora". En diálogo con Good Morning America, le preguntaron si creía que King la había "prostituido" y ella respondió: "En lo más profundo de mi corazón, creo que no. No creo que fuera una transacción directa, aunque ella le dio permiso a hacerlo…y me puso en una situación peligrosa". 

------------

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

First hard copies just arrived. Feels good to hold it in my hands, finally. Such a long time coming. ?? #insideoutbook is coming Sept 24!

Una publicación compartida por Demi Moore (@demimoore) el

------------

A los 19 años comenzó a trabajar en la exitosa serie "General Hospital" y aunque trató de alejarse de los problemas de su pasado, otros se presentaron en su camino a la fama. Se convirtió en alcohólica y adicta a las drogas, por lo que tuvo que ingresar a un centro de rehabilitación. A Moore se la conoce como una de las integrantes del grupo de actores de los '80 "Brat Pack", traducido como "Pandilla de mocosos". La acompañan  Emilio Estévez, Anthony Michael Hall, Rob Lowe, Andrew McCarthy, Judd Nelson, Molly Ringwald, y Ally Sheedy, es decir, los que participaron de las películas The Breakfast Club y St. Elmo's Fire

Por otro lado, se casó con el cantante Freddy Moore (de quien adoptó su apellido) en 1980 pero 4 años más tarde finalizó su relación. En 1987, contrajo nuevamente matrimonio con Bruce Willis, con quien tuvo tres hijas. "Me dieron la oportunidad de redirigir el curso de mi vida antes de que destruyera todo. Claramente ellos vieron más de mí que yo misma. Y estoy muy agradecida porque sin esa oportunidad, sin su confianza en mí, hoy no estaría acá", dijo. Aún con una familia constituida y una carrera en ascenso, sus adicciones nunca desaparecieron. En el 2000, Willis y Moore se separaron. 

"Ya no hay nada que tenga que esconder o proteger", explicó Moore al lanzar su libro, y eso lo deja en claro cuando le dedica unos párrafos al aborto que tuvo debido al consumo de alcohol. Cuando empezó a salir con Ashton Kutcher en 2003, ella quedó embarazada y supo que sería nuevamente madre de una nena, a quien bautizó Chaplin Ray. Pero a los seis meses tuvo un aborto debido al abuso de alcohol. Tras casarse con el actor, trataron de ser padres nuevamente y hasta realizaron tratamientos de fertilidad pero no tuvieron éxito. 

El amor con Kutcher se terminó cuando ella se enteró de que él le había sido infiel y se desató un escándalo cuando se conocieron imágenes del actor  junto a otras cuatro mujeres en un jacuzzi. El tercer divorcio fue un golpe para la actriz, que trató de paliar con drogas, aunque sufrió una sobredosis frente a su hija de 23 años en una fiesta. "Me estaba desmoronando. Ya no tenía carrera. Ni una relación. Lo siguiente que recuerdo es que todo se volvió borroso y me podía ver a mí misma desde fuera. Estaba flotando fuera de mi cuerpo en colores que se arremolinaban y parecía que quizás era mi oportunidad: sentí que podía dejar atrás el dolor y la vergüenza de mi vida", recordó en sus memorias.