Leído

SECRETISMO O INDECISIÓN

Aumenta la inquietud económica con Alberto Fernández: ¿No dice o no sabe?

Vie, 08/11/2019 - 8:28pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La indefinición en materia económica de Alberto Fernández ya empieza a generar preocupación, nerviosismo y malestar en los mercados, bonistas, el sector empresario y los actores económicos. Tampoco los gremios de la CGT tienen claro qué pretende Fernández con su pacto social y para paliar la crisis que padecen sus representados a pesar de que ya salieron a bajar los pedidos de bonos arriesgando a sus bases. Para eso se juntaban este viernes (8/11) con el electo presidente, pero no se ilusionan mucho. Tampoco se han reunido los equipos de transición de Alberto con Guido Sandleris y Hernán Lacunza. El FMI dijo que está dispuesto a “trabajar con el presidente electo y su equipo a su conveniencia durante este período de transición", pero no hay ninguna reunión en marcha ya que tampoco confirmó Fernández a su equipo económico y mucho menos a un ministro del área.

Contenido

Desde que ganó las elecciones el 27 de octubre, a Alberto Fernández se lo vio más interesado en su pleito con Jair Bolsonaro, el pedido de libertad de Lula Da Silva, las relaciones con México y el grupo izquierdista de Puebla y ahora en sus próximos viajes al exterior (se dice que quiere ir a Francia y USA) que en cómo abordará los problemas de la economía argentina de los que debe hacerse cargo en tan sólo 33 días y aún no hubo ninguna reunión de ‘transición’ con los funcionarios del área económica del gobierno de Mauricio Macri ni se sabe quién o quiénes formarán parte de su equipo económico, y mucho menos cómo piensa abordar los graves y urgentes problemas de la economía nacional como la inflación, la deuda, la renegociación con el FMI y los bonistas, entre otros.

Esa indefinición, que se desconoce si es deliberada por parte de Fernández, está generando un creciente nerviosismo en los agentes económicos internos y externos. Ese nerviosismo también provoca malestar y fastidio en los mercados, que siguen sin conocer cómo se abordarán las negociaciones con el FMI y con los bonistas, a quien Fernández sólo dijo que defendería de una fuerte quita que pretendería el Fondo.

Esa promesa sonó tan poco enfática como la que hizo después a los ahorristas a quienes aseguró que no le tocaría sus dólares.

Los sindicatos peronistas esperaban este viernes (8/11) alguna precisión sobre el muy promocionado "pacto social" con los empresarios, que Fernández viene agitando. Ellos ya empezaron a desactivar los pedidos de bonos de fin de año con vistas a las futuras negociaciones, sobre las cuales tampoco hay precisiones excepto que se dice que podrían traducirse en el Congreso.

Sobre el Fondo, el presidente electo advirtió el jueves (8/11) que Argentina no puede "pagar la deuda en las condiciones que está", y adelantó una vez más que deberá afrontar "negociación difícil" con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en una entrevista con Rafael Correa para RT.

De todas maneras, Alberto dijo confiar en que podrá "negociar" porque está la voluntad de "pagar", pero no dijo nada más sobre cómo ocurrirá todo eso.

Otra prueba de la falta de definiciones de Fernández en cuanto a su manejo económico provino de la reunión que mantuvo días atrás con Roberto Lavagna.

Se cuenta que el propio Fernández admitió ante el excandidato presidencial de Consenso Federal que no sabía quién sería su ministro de Economía cuando Lavagna se lo preguntó ante la propuesta del presidente electo de proponerle presidir el Consejo Económico y Social que tendría como objetivo lograr un acuerdo de precios y salarios para combatir a la inflación.

La incertidumbre estaría generando que algunos fondos de inversión muy preocupados por los papeles argentinos que poseen estarían por acercarle a Fernández sus ideas de renegociación.